Expertos reunidos en Dubái este diciembre en la XXVIII Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP28), han remarcado la necesidad de apostar por el hidrógeno verde frente al azul, ya que consume un tercio menos de agua. El hidrógeno azul conlleva una serie de amenazas mayores para la seguridad hídrica, porque además, se produce con combustibles fósiles. Así se desprende de un informe realizado por la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA) y Bluerisk. “Hay que priorizar el hidrógeno verde para reducir las amenazas por ser un alternativa más respetuosa con el clima” debido a su procedencia de energía renovables, destacan los expertos.

Bajo el título “Agua para la producción de hidrógeno”, el estudio expone que el hidrógeno verde más intensivo en agua también utiliza casi un tercio menos de agua por kilogramo de hidrógeno producido en comparación con el azul, que se fabrica a partir de gas natural con captura y almacenamiento parcial de carbono (CCS). Y es que, según las previsiones, la demanda mundial de agua para producir hidrógeno se triplicará en 2040, y se multiplicará por seis para 2050.

Por todo ello, los expertos recomiendan que las plantas de producción de hidrógeno a partir de combustibles fósiles se retiren de forma prioritaria y se sustituyan por las de producción de hidrógeno verde, “para minimizar el impacto en los recursos hídricos locales”.

Andalucía, a la cabeza en la producción de hidrógeno verde

En este sentido, en nuestro país, Andalucía se está posicionando a la cabeza en proyectos de hidrógeno verde. De hecho, la CCAA aspira a convertirse en un referente mundial de producción y exportación del que será el combustible del futuro. son tres los grandes proyectos que destacan. El más importante es el Valle Andaluz del Hidrógeno Verde, que lidera Cepsa, con localizaciones en Palos de la Frontera (Huelva) y en San Roque (Cádiz). Este proyecto prevé empezar la producción a partir de 2026. Y, por ahora, ya tiene vendido el 60% de lo que produzca. Con una inversión de 3.000 millones de euros, supondrá la creación de unos 10.000 empleos y unos 1.300 directos, y será un proyecto tractor para unas 400 pymes y autónomos, convirtiéndose, así en el proyecto más grande en Europa de su clase.

El segundo proyecto destacado es el de Iberdrola, con una planta en Huelva en colaboración con Fertiberia. En este caso, la inversión es de 750 millones y espera empezar a producir en 2026, alcanzando las 23.000 toneladas de hidrógeno al año. Será un proyecto que, según la compañía, creará más de 1.000 puestos de trabajo.

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, explicó en el marco de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Campo Climático, que «España y Andalucía están posicionadas de una manera excepcional para convertirse en las nuevas potencias energéticas en Europa». El líder político, además, destacó que de la mano de Cepsa, también se hará el primer corredor de hidrógeno verde de Europa entre los puertos de Algeciras (Cádiz) y Róterdam.